Ducha de Reiki

Ducha de Reiki

Ducha de Reiki

Con esta técnica conseguimos purificar nuestro organismo y reactivar el cuerpo energético. Se puede realizar de pie o sentado, lo verdaderamente importante es estar cómodo. No debes forzar la respiración, ha de tener un ritmo natural, sin intentar controlarla ni forzar el ritmo.

  1. Hacemos Gasshô y tras ello, alzamos los brazos en posición de recepción sobre la cabeza, y sientes cómo la vibración de la Luz de Reiki cae sobre todo tu cuerpo, al igual que si te estuvieras duchando y el agua cayese sobre tu piel, pero en este caso con la luz de Reiki.
  2. Mientras sientes esta vibración, lleva tus manos frente a tu rostro, con las palmas mirando hacia ti y comienza a deslizarlas lentamente hacia abajo, a lo largo de todo tu cuerpo.
  3. La Luz de Reiki que está emanando de tus manos, y también de la ducha que cae sobre ti, se fusionan y de esa forma, vas arrastrando toda la energía innecesaria para su transmutación en la tierra a través de tus pies.
  4. Repites esta acción varis veces, de manera que en la inspiración elevas las manos al cielo y en la exhalación bajas las manos realizando la purificación. La luz, estará llegando a todas las células de tu cuerpo y fluye ahora abundantemente de tus ojos, tus manos y tu boca.
  5. Para finalizar, haces Gasshô y disfrutas por unos instantes de la limpieza y purificación interior.

 

Te invito a que participes en el grupo de Facebook de REIKI, suscríbete al blog y da Me Gusta a nuestra página :



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies