Introducción a los centros energéticos

Introducción a los centros energéticos

 

 

Introducción a los centros energéticos

El Aura

Para entender cómo funciona el mecanismo de sanación, es preciso comprender que no solo estamos compuestos por un cuerpo físico con tejidos y órganos, sino también por un cuerpo emocional y otro mental y que a su vez, estos despliegan un campo electromagnético desde el interior hacia el exterior formando el Aura.

El Aura realiza funciones de intercambio y transformación de Energía e información al tiempo que nos sirve de escudo energético frente a las agresiones del exterior.
Permite además procesar toda la información y estímulos externos que recibe y los adapta a nuestro sistema energético, permitiendo con ello, que en todo momento a través de estas acciones estemos adaptados al medio en el que nos movemos.

Antes de llegar a enfermar el Aura nos sirve como herramienta de diagnóstico al igual que los chakras, porque en ella podemos ver o sentir o percibir, los desequilibrios que se producen en el cuerpo Aurico. Como definición compacta y que todo el mundo entiende, el Aura es un campo electromagnético que rodea el cuerpo humano a modo de escudo formando un huevo áurico. No sólo el ser humano tiene aura sino también animales, plantas, minerales etc.

Pero, ¿por qué esto es así? ¿Qué es lo que genera la formación de ese campo electromagnético y por qué nos rodea? Hay extensos estudios científicos que sugieren que la actividad biológica inicia una serie de cambios celulares y electroquímicos dentro del ser humano que da lugar a un ambiente termodinámico favorable para la conversión de energía metabólica cinética (esto está relacionado con el movimiento celular) en energía electromagnética. Y dado que nuestros músculos y nuestra piel no son una barrera de contención para esta energía electromagnética pues este campo bioenergético es irradiado hacia fuera de nuestro organismo físico y justamente esto es lo que convenimos en llamar Aura. ¿Impresionante verdad? Nosotros mismos la generamos con la transformación energética que hay en el interior de nuestro organismo y parte de nuestra actividad biológica diaria.

¿Pero somos conscientes de lo que significa esto realmente? De nosotros depende, de una manera activa importante, el mantener el perfecto estado de salud del Aura ya que cualquier variación en la homeostasis, o lo que es lo mismo, cualquier variación en el equilibrio de nuestro metabolismo va a modificar nuestro campo bioeléctrico o lo que es lo mismo nuestro Aura.

Podemos ir un paso más allá y afirmar que el Aura está íntimamente ligada y afectada por las condiciones emocionales y físicas de una persona, además de su homeostásis biológica como antes hemos visto, pero además también por las energías que nos rodean.

Pero no solo a nosotros, sino que esto es inherente también a plantas, objetos y animales. Esto nos dará además un dato importante: a través del estudio del Aura podemos ser conscientes en todo momento del estado de salud de una persona o animal.

El color del Aura

Todos hemos oído en alguna ocasión acerca del color del aura o nos han dicho “oye pues tu tienes el aura de tal o cual color, o tienes esta variación en el color de tu aura”.

¿Cómo relacionamos el color del Aura con todo lo que hemos visto hasta ahora? ¿Un campo bioeléctrico puede tener color?

Partimos de la base de que todos los campos electromagnéticos están formados por ondas electromagnéticas, y tienen una característica que se llama frecuencia, la frecuencia no es más que el número de oscilaciones que realizan esas ondas. Esto lo podemos entender si asemejamos la palabra frecuencia con vibración y nos imaginamos lanzando pequeños movimientos oscilantes a una cuerda y veremos cómo esta vibra formando ondas.

Si tenemos en cuenta que a cada tamaño de esas ondas le corresponde un color diferente, es decir, según su longitud de onda tenemos asociado un color lumínico, podemos entender entonces que el Aura pueda tener color.

Pero también tenemos que entender que el Aura no tiene solo una frecuencia, está formada por diferentes energías sutiles con diferentes frecuencias a su vez y por tanto de diferentes colores.

Bien hasta aquí y haciendo un pequeño resumen llegamos a la conclusión de que:

  • Nosotros generamos el Aura de manera natural con nuestra actividad biológica y metabólica diaria.
  • La salud de nuestro cuerpo emocional y físico afectan por tanto de manera directa a la salud de nuestra Aura.
  • El aura está formada por diferentes energías sutiles que varían en frecuencia.
    La luz es un tipo de energía electromagnética.
    La frecuencia es una característica de la luz y la energía electromagnética.
    Cada frecuencia genera un color diferente.
  • El Aura puede tener por tanto diferentes colores que varían en función de la frecuencia de sus capas sutiles.

¿Podemos ver el Aura?

Y ahora que hemos llegado a la conclusión de que el Aura tiene color la siguiente cuestión lógica que surge es ¿podemos verla? Las frecuencias del color de la luz que forman el Aura generalmente son imperceptibles para el ojo humano, pero sí que es posible entrenarlo para percibir estas frecuencias y ello pasa por la activación de la Glándula Pineal.

Generalmente podemos observar hasta siete colores básicos en el Aura a saber: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta y lila y podemos relacionar esto con los nombres que todos o casi todos conocemos de las capas áuricas.

Sin embargo hemos de saber también que el Aura está formada por frecuencias más altas que esas en los espectros de luz visible y la explicación de que podamos adiestrarnos para ver algo que físicamente es imperceptible es porque el cerebro es capaz de percibir energías que resuenan con ciertos colores y por eso puede construir una imagen casi visual mental de la percepción de esos colores y por esto mismo podemos percibirlos y analizarlos.

Estructura del Aura

Aura Física

La primera capa es la que llamamos el Aura física porque es la más cercana al cuerpo físico y está íntimamente ligada a nuestra salud física de modo que cuando gozamos de buena salud esta capa se puede percibir como brillante, clara y de tamaño uniforme alrededor nuestro. Si la salud es delicada o precaria entonces se pueden percibir fisuras, resquebrajamientos, bultos y deformidades en la zona donde estamos afectados dando un aspecto irregular al contorno.

Aura Etérea

La segunda capa es la que llamamos el Aura etérea y tiene que ver con nuestro cuerpo emocional de ahí que sin lugar a error, podemos afirmar que necesitamos tener nuestro cuerpo emocional bien equilibrado para gozar de buena salud en nuestra Aura etérea. Un desequilibrio en las emociones produce alteraciones importantes en nuestra Aura que pueden provocar fisuras que permitan la entrada de vibraciones negativas que proceden de la capa áurica vital.

Aura Vital

La tercera capa es la que llamamos el Aura Vital y está directamente ligada a nuestra mente, nuestro pensamiento y tiene la capacidad de irradiar energía no solo al exterior sino también hacia nuestro interior. Podemos absorver energías positivas por ejemplo la del sol y trasladarlas a nuestro cuerpo físico para repararlo o fortalecerlo. De la misma manera nos pueden afectar las energías negativas.

Estas tres primeras capas son muy flexibles y en el momento en que hay algún tipo de alteración tanto en la salud como en las emociones o en nuestro pensamiento las capas se desplazan o se deforman llegando a producirse en ellas lesiones. No son frágiles en el sentido de que antes de quedar permanentemente dañadas pueden estar sufriendo agresiones constantes y desde luego una vez dañadas se pueden reparar perfectamente pero se necesitará obviamente tiempo y tratamiento.

Aura Astral

La cuarta capa es la que llamamos Aura astral y está en sintonía con nuestro corazón y nuestra alma, su forma es ovoide y puede extenderse hasta un metro hacia el exterior de nuestro cuerpo físico. Se forma de las emanaciones de nuestro cuerpo astral y aquí es donde almacenamos todo lo relacionado con nuestra vida presente y pasada.

Por su proximidad con la capa mental una forma de pensamiento negativa afecta directamente a la formación y buen estado de salud de esta capa formando zonas rígidas o incluso volviendo sus colores turbios y sucios.

Si su estado de salud es bueno es normal apreciar en ella un color azul brillante y las personas que tienen este color por lo general inspiran o irradian mucha paz a su alrededor. Si está contaminada por las emociones negativas como la rabia o la ira puede volverse de un rojo intenso y se deforma formando pequeñas astillas a su alrededor. Si por el contrario se ve afectada por un sentimiento depresivo o de tristeza entonces puede volverse gris e incluso negro.

Aura mental inferior

La quinta capa es la que llamamos Aura mental inferior y está relacionada con el plano consciente o intelectual de una persona. Es posible confundirla con la anterior porque comparten el mismo espacio pero si la mente es muy activa o el pensamiento consciente puede separarse de las emanaciones es posible percibir el color amarillo de esta capa fuera del radio de acción del Aura astral.

Aura mental superior

La sexta capa es la que llamamos Aura mental superior y está relacionada con nuestro Ser Superior y en ella se aloja la suma total del Conocimiento Universal, tiene relación con nuestro proyecto como alma. Esto ya nos da pistas y nos hace intuir que es la capa que más activa tienen las personas con poderes psíquicos. El color de esta capa suele ser violeta con una franja azul oscuro en la parte superior.

Aura espiritual

La séptima capa, pero no última, de nuestro Aura es el Aura espiritual. Es la que forma un auténtico escudo entre nuestro cuerpo físico y en exterior y a su vez es la capa donde se manifiesta la forma de energía más alta del mundo físico y nos pone en contacto con nuestro Origen, es de esta capa por tanto de donde procede toda la Energía Universal que usamos y que es procesada al entrar por el chakra de la cabeza.

Es posible percibir y sentir esta capa del Aura sobre todo cuando somos conscientes de nuestro lazo con el Universo y vivimos en sintonía con la Luz y el Amor de todo lo que nos rodea y cuando tomamos conciencia de que todos somos Uno y además todos formamos Uno con el Padre.

Temario de Reiki Nivel 1

Te invito a que participes en el grupo de Facebook de REIKI, suscríbete al blog y da Me Gusta a nuestra página :



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!