Causas emocionales del Tabaquismo y Tratamiento Reiki

Causas emocionales del Tabaquismo y Tratamiento Reiki

 

 

REIKI PARA DEJAR DE FUMAR

Causas emocionales del Tabaquismo

Es importante conocer porqué sentimos la necesidad de fumar y entender el mecanismo de funcionamiento del tabaquismo para luchar contra él y superarlo.

Los cigarrillos y el humo inhalado tiene una relación directa con los pulmones.

Los pulmones nos dan vida, si no inhalamos la primera bocanada de aire al nacer la vida no continua y el cuerpo se apaga. Es el primer vínculo que tienes con tu cuerpo y que te ofrece autonomía e independencia al salir del cuerpo de tu madre. Con la respiración en las meditaciones, conectamos con los sonidos de nuestro cuerpo, nuestro corazón, y conectamos con nosotros mismos, nuestra sabiduría interior y por ende con la sabiduría del Universo.

El humo del cigarrillo es un velo que te permite ahogar angustias, calmar ansiedades, te adormece frente a una realidad más profunda y te impide conectarte con la verdad.

El humo del cigarrillo calma necesidades que tienen una relación directa con un pasado lejano, ubicado en la infancia, el amor de la madre, la lactancia incluso, los afectos.

Cuando enciendes un cigarrillo eres fiel a una serie de rituales que sin darte cuenta son importantes para ti. Hay además una necesidad importante de mantener el equilibrio en los niveles de estrés, ansiedad y nervios y el humo te calma, aplaca la ansiedad y al menos momentáneamente te da paz y mientras sostienes el cigarrillo en las manos, también te aporta seguridad.

Buscas la seguridad que antaño te la aportaba tu madre, y en esa seguridad encuentras paz.

Cuando fumas, huyes de una situación que tal vez es desagradable para ti, tal vez tu familia, tu círculo social habitual, tu empleo, etc.

Cuando fumas, el ritmo del corazón aumenta y te sientes más estimulado pero a la par, tu dificultad para hacer frente a las decisiones importantes aumenta.

Se hace necesario, el hacer frente a evaluar de manera objetiva y sincera, cuáles son tus necesidades auténticas y encontrar la causa emocional verdadera que te vincula con el hábito de fumar porque ello, sería un primer paso importante para poder dejarlo.

¿Alguna vez te has preguntado por qué fumas realmente? ¿Qué te indujo a tomar entre tus manos el primer cigarrillo y dar la primera calada?

Tienes que querer dejarlo

Es algo que parece obvio, pero no lo es tanto. Pero es realmente importante que te preguntes si deseas dejar realmente de fumar, porque muchas personas se sienten cómodas con el cigarrillo, con el bienestar momentáneo que les aporta, la calma de la ansiedad, la seguridad de esos momentos compartidos entre ellos y el cigarrillo y posiblemente un café.

Analizar las causas que te llevan a fumar, al margen de la adicción que ahora tienes, es el primer paso. Sin embargo, el segundo, y quizás el más determinante, es saber si realmente deseas dejarlo o no.

Debes ser honesto-a en todo momento al preguntarte acerca de los motivos por los que deseas dejar el tabaco, y también acerca de los motivos por los que no deseas dejarlo en caso negativo, y sopesar si son motivos de valor que en momentos donde la abstinencia va a tener lugar, te van a ayudar a mantenerte en tu decisión.

Yo fui fumadora

Hace ya unos cuantos años yo era informática, me dedicaba a la programación y al desarrollo de software y no concebía sentarme frente al PC y no tener de vez en cuando un momento para un café y un cigarrillo.

Llegué a fumar la hermosa cantidad de 40 cigarrillos diarios, hasta que llegó un momento en que me di cuenta de que, ni el café, ni el tabaco, eran capaces de desconectar la terrible ansiedad que sentía, todo lo contrario, ponían mi corazón a 2000 por hora como se suele decir, y estaba muchísimo más nerviosa, cada vez más.

Recuerdo el día en que tomé la decisión de fumar. Estaba en la cocina de mi casa con un cigarrillo y un café. Mientras, mi abuelo se moría en el hospital de Cáncer.

Confieso que en aquellos años, unir la palabra cáncer, después de haber sufrido esa enfermedad en alguien muy amado por mí y ver los estragos que podía causar, unido al dichoso mensaje de la cajetilla de “fumar mata” o algo parecido porque ya ni lo recuerdo, pero si recuerdo que me quedé un rato observándolo mientras sentía una horrible punzada que me atravesaba el pecho mientras respiraba, y justo ahí, en ese momento, tomé la decisión.

Voy a dejar de fumar.

Y vaya, en ese momento justo tenía entre los dedos un cigarrillo recién encendido, de una cajetilla recién estrenada de Winston Americano. Me quedé mirándolo y me dije, “voy a saborearlo hasta el final, con tranquilidad, y soy consciente de que será el último”.

Así lo hice.

Durante un mes conservé la cajetilla en mi bolso. No tuve valor para tirarla antes, más que nada por si me daba un ataque de nervios que no pudiera controlar y antes de comerme al que tuviera enfrente pues prefería fumarme un cigarrillo.

Pero no la toqué.

No fue sencillo, más que nada porque mi marido era fumador también, y dejar de fumar teniendo al lado a una persona que no quiere dejarlo y que fuma delante de ti pues es difícil, pero no es imposible.

Y aquí viene la importancia de estar conectado con tus motivos reales, honestos y sinceros de por qué quieres dejar de fumar, y por qué estás dispuesto a pasar el proceso y superarlo.

  • Dejar de fumar te lleva un minuto.
  • Superar el mono te lleva 3 dias.
  • Al cabo de un mes, es tu cuerpo el que reacciona de manera negativa ante el humo del tabaco porque te da mucho asco.

Mantenerte en tu decisión de no volver a incidir al menor problema que tengas, es algo que llevarás contigo toda la vida, pero ya no te causará sufrimiento.

Lo que me ayudó a mí a superar los 3 primeros días.

Analicé cuales eran mis  hábitos, cuáles eran los momentos donde mis rutinas me pedían el encender un cigarrillo y qué mecanismos formaban parte de esas rutinas.

Me di cuenta de que si tomaba un café, ese café no me sabía rico si no iba acompañado de un cigarrillo y no era capaz de disfrutarlo en absoluto.

De modo que, me hice el propósito de en los 3 primeros días cambiar el café por cualquier otra cosa.

En esos tres primeros días, algo que me ayudó muchísimo fue beber mucho líquido.

No he sido muy amante del agua nunca, así que salvo que tenga una sed importante, bebo por placer de beber. Eso también lo he tenido siempre claro. Así que en vez de beber agua que no me gustaba, localicé infusiones que sí que me encantaba tomar y además las disfrutaba mucho y además me relajaban.

Me di cuenta de que al estar hidratada, las toxinas del organismo se liberaban con mayor rapidez y mi ansiedad no era tanta.

A día de hoy sigo con mi afición a las infusiones, y ya las comercializan con muchos sabores con lo cual, puedes disfrutar del placer de saborear una deliciosa infusión y además disfrutarla a la par que dejas tu adicción.

Me reservé momentos para estar conmigo, a solas, sin obligaciones. Aunque solo fuera media hora, para mí era algo imprescindible, y la dedicaba a meditar, a respirar, a relajarme… y a darme Reiki.

Han pasado ya 22 años y puedo afirmar que a día de hoy, sigo sin fumar.

Obviamente, ésta es mi historia. Así fue como yo lo dejé. Cada persona es un mundo y por tanto, cada una con necesidades diferentes, pero saber cómo lo hice yo, sola, por mí misma, contando con mis recursos y mi voluntad, tal vez pueda ayudarte.

Hay infusiones naturales que pueden ayudarte a relajarte, a desintoxicarte, y a hacer que ese proceso sea más suave.

El jengibre es bueno para depurar, para desinflamar y para relajarte, lo que te ayudará a calmar el ansia de fumar. Puedes tomar hasta dos infusiones por dia.

La pasiflora es otra hierba que tomada en infusión te ayudará a relajarte y a aliviar el síndrome de abstinencia. De esta puedes tomar de 2 a 3 tazas por día.

Luego también tienes infusiones comerciales, y personalmente a mí me gusta una que venden en Mercadona que se llama “Dormir” y te deja súper relajado sin ansiedad.

Si tienes un manantial cerca, tienes una bendición, bebe toda el agua que tu organismo admita para depurar en esos días. Hace unos 8 años descubrí que tenía uno cercano a mi lugar de residencia, y desde entonces no compro agua embotellada, ni mucho menos bebo agua del grifo.  Mi cuerpo me lo agradece cada día.

Yo dejé de fumar sola, sin apoyos. Pero quizás sería buena idea contar con gente que esté en tu situación y apoyarte en ella. Salir a caminar, cambiar tus rutinas, no quedarte encerrado en casa, ver películas de risa que te entretengan, aquí imaginación al poder. En esos tres días, el cambio de rutinas es algo esencial.

Vuelvo a insistir, así es como yo lo hice, y no es un indicativo de que sea la mejor manera, ni que esté bien hecho. Contar con la opinión de tu doctor de cabecera sería una muy buena opción.

Tratamiento Reiki para dejar de fumar

En la Federación Española de Reiki recomiendan hacer el tratamiento completo, insistiendo en sienes y la nuca, ya que ayudan a combatir la dependencia y favorecen la desintoxicación.

En el nivel 1 de Reiki, además de hacerte auto tratamiento, puedes practicar la técnica Nentatsu Hô que sirve para enviar mensajes al subconsciente y por ende, para liberar patrones de conducta, malos hábitos y lograr cualquier tipo de metas o propósitos.

¿Puedo estudiar Reiki siendo fumador?

He visto a alguna persona comentar, que no puede estudiar Reiki porque fuma y aun no está en disposición de afrontar la decisión de dejar de fumar.

¡Por supuesto que puedes estudiar Reiki! Nada hay que pueda impedírtelo, sólo tú y las limitaciones que tú desees imponerte.

¿Puedo darme Reiki siendo fumador?

¡Claro que si! Yo lo hice, y además lo conseguí. ¿Vas a intentarlo tú?

Te invito a que participes en el grupo de Facebook de REIKI, suscríbete al blog y da Me Gusta a nuestra página :



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!