Tratamiento de REIKI a los demás

Tratamiento de REIKI a los demás

Tratamiento de REIKI a los demás

“Reiki, es una herramienta que nos proporciona fortaleza, calma y Luz.
La práctica de Reiki, es el acto de extender sobre la Tierra
la vibración de amor y armonía
Se nos brinda la capacidad de ayudar a los que nos rodean.
Aprendemos a sanarnos, interna y externamente.
Soltarnos y Ser Uno con el Universo.
Reconectarnos con nuestro propio Sendero,
Y Ayudar al resto de Personas.”

Para dar inicio a la sesión trazamos el símbolo de poder sobre el aura de la persona (Cho Ku Rei) y decimos su kotodama 3 veces (puede ser mentalmente, y el trazado del símbolo también).

Lo trazaremos con la intención de amplificar y potenciar los efectos globales de la terapia y también para dotar de protección energética a toda la sesión de Reiki.

Limpiamos el aura del paciente e iniciamos la sesión colocando las manos en las posiciones básicas o bien exclusivamente en el sitio necesario, si previamente el paciente así lo ha requerido o según intuición.

Limpieza del Aura

Al comienzo de la sesión se limpia el aura dela persona con la finalidad de eliminar energía sobrante y ajustar los desequilibrios y también al pasar las manos podemos estar captando ya su condición energética.

Para limpiar el aura pasamos las manos a una distancia aproximada de 4 dedos por encima del cuerpo de la persona de arriba abajo o de derecha a izquierda o de izquierda a derecha (3 veces).

Otro método puede ser usando incienso y se pasa siguiendo los movimientos anteriores con la intención de limpieza. Esto sería a nivel etérico.

Luego se hace a nivel físico tocando el cuerpo del paciente y haciendo movimientos de arriba hacia abajo haciendo culebrillas o del centro hacia afuera (izquierda y derecha) otras 3 veces.

Al finalizar la sesión de Reiki se peina el Aura de la persona para restablecer el campo energético del paciente y de esta forma ajustamos el campo energético y se evita con ello la recepción de vibraciones inarmónicas.

La forma de hacerlo es igual que en el método anterior pero va en todas direcciones, de arriba abajo y de abajo a arriba con la intención ya no de limpieza sino de asentar la energía.

Ya para terminar sellamos el aura de la persona trazando el símbolo de poder (Cho Ku Rei) y nos colocamos en la posición de Gasshô por un momento para agradecer en silencio por la oportunidad que hemos tenido de ser un canal de Reiki.

Hecho esto, con suavidad y delicadeza informamos a la persona que la sesión ha finalizado y podemos dejar que descanse unos minutos mientras nos lavamos las manos.

Le ofrecemos un poco de agua y recomendarle que beba abundante agua en los días siguientes para favorecer el proceso de limpieza. Hay que comprobar también que al levantarse el paciente no se maree y que cuando se vaya, se encuentre bien.

Podemos tomarnos un tiempo también para explicarle las sensaciones que puede experimentar tras recibir el tratamiento, pues los síntomas pueden intensificarse un poco de manera temporal y esto es perfectamente normal, pues indicaría que se ha iniciado un proceso de limpieza y desintoxicación y Reiki acelera el proceso de sanación.

Posiciones delanteras en tratamiento a los demás.

Posiciones traseras en tratamiento a los demás.

Te invito a que participes en el grupo de Facebook de REIKI, suscríbete al blog y da Me Gusta a nuestra página :



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Uso de cookies y Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies y nuestra política de privacidad, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!